viernes, 19 de septiembre de 2008

Te veo desde la ventana.




Se que estás ahí...al otro lado de la ventana. Te veo, aunque creo que tu a mi no. Te saludo, pero cuando alzo la mano no estás mirando.


Me reconforta que te encuentres ahí, pero a veces quiero que llames al timbre de la puerta, que entres sin pedir permiso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

siempre te veo, pero soy ciego, y mudo, pero nunca triste.

RequetePa dijo...

Ciego, mudo,...pero anónimo al final.
Que suerte el no estar nunca triste.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Da gusto ver como también, desde la ventana, hay alguien que ser acuerda de uno.
Un beso guapa.
Saludos

RequetePa dijo...

Tiene su aquel esto de ver sin ser visto... desde una ventana.