domingo, 3 de enero de 2010

Vendada

Con vendas, para que no se descubra lo que realmente lleva en el interior. Así es su personaje.
Algunas empiezan a caerse. Le cuesta arrancarselas, ya que tras años rodeándola se han fijado tanto a su piel, que hasta es doloroso despegarlas. Poco a poco se soltarán otras casi sin darse cuenta, pero han de pasar los días.
Está sentada. Quizá por el cansancio que le causa su corta pero intensa vida, quizá porque espera atenta, paciente, que algo suceda. De ahí esa mirada curiosa de soslayo.
No causa temor en quien la mire. Yo no puedo dejar de hacerlo por ser quien es.

4 comentarios:

RequetePa dijo...

http://ethereal.acs.iespana.es/libros/TinBurton_-_La_melancolica_muerte_de_chico_ostra.pdf

vendido dijo...

Antes de leer el enlace (ahí va otro:http://ourensan.blogspot.com/2009/12/coroza-coraza.html ), y sin pensarlo un minuto, unas dudas: ¿Cuánto es personaje, cuánto ya realidad?¿Cuestión sólo de días que caigan, si tan asentadas que están, si tan dolorosa es su caída? ¿Sabemos su opinión, qué es lo que prefiere? ¿Espera algo para quitárselas o no encontrarlo es su excusa perfecta?
Yo la acabo de conocer, pero tú quizás lo sepas, ¿cómo era antes?
No dejes de mirar para/por ella, aunque no lo pida, ni lo quiera, aunque escape, precisamente ésos son los más necesitados.
Aunque sé que lo harás sin que nadie te lo tenga que decir. Si no, no es mi caso, no la hubieras traído por aquí.

Bendito bandido vendido vencido dijo...

Al volver, veo enlace no válido
http://www.scribd.com/doc/95038/La-melancolica-muerte-del-Chico-Ostra

Me quedo con Voodoo Girl, la orgullosa hipnotizadora herida.

Maneras de vivir (no confundir con Que tire la toalla)

La sonrisa de Hiperión dijo...

El dolor de las vendas puestas en la carne... Quien mire hacia otro lado es una cobarde...

Saludos y un abrazo enorme.