viernes, 12 de junio de 2009

Adios Felix.

Ayer el gato Felix pasó a mejor vida. Felix ya no es un gato feliz.


Estuvo solo una tarde conmigo, pero mi facilidad para encariñarme con estos bichos gatunos me hace dedicarle unos minutos.
Este fin de semana su dueño lo llevará a Terra da Laxe (una playa pontevedresa) para enterrarlo allí.

'VAI O GATO METIDO NUN SACO
VAI O GATO PA TERRA DE LAXES
VAI O GATO METIDO NUN SACO
AI GATIÑO XA NON VOLTAS MAIS!!!!'


Deus Felix! Saudos ó teu irmán Nemesio, que se foi antes ca ti...

8 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Aynssssssss un gatitooooo, eso con una hojita de lechuga, pan de molde.... una rodaja de tomate y vuelta y vuelta.... ternito, ternito
jajajaja

Saludos

PD: es broma... jajaja

RequetePa dijo...

Jejeje, confundes a los mininos con los salchicha (perros salchicha, se entiende).
Un error común, pero que debes evitar si no quieres ver tu cara arañada cuando vayas a dar el primer bocado.
Good week!

Anónimo dijo...

¿Los gatos son felices? ¿cuándo?

RequetePa dijo...

Cuando están vivos. Al menos aparentan felicidad.

Anónimo dijo...

¿Qué es estar vivo? ¿Nos fiamos todavía de las apariencias?

RequetePa dijo...

Estar vivio es hacer lo que te plazca, cuendo te parezca y como te parezca.
Y si, en principio me fio de las apariencias, hasta que no me demuestren lo contrario.

Anónimo dijo...

De cada 10, x no están vivos, aunque caminan, sonrían y sean la alegría de la huerta.
Estoy tan seguro como de que estoy muerto.

RequetePa dijo...

Vale, es fácil fingir la felicidad aparente. Pero no siempre, no a todas horas, no con todo el mundo, no en todas partes. Siempre sale lo real por algun lado.