domingo, 1 de febrero de 2009

Hogar...

El hogar no siempre es una casa con verja blanca, cesped perfectamente cortado, setos, y una chimenea humeando. Tampoco un piso con todos los lujos, sofá de 3 metros, mesa de onyx y todos los electrodomesticos en la cocina.
El hogar es un lugar en el que te sientes tan comodo como para descalzarte y poner los pies encima de la mesa, donde puedes sentarte en el sofá sin miedo a mancharlo. Da igual de donde vengas, cuando entras por la puerta de un hogar, te sientes bien, como si la ropa que trajeses de la calle se convirtiese en un pijama. Donde puedes pasarte la tarde sentado en el suelo de la alfombra en tu habitación favorita, sin hacer nada productivo, simplemente parasitando en esta habitación de la casa.
Eso si, a veces, los hogares se encuentran en los lugares más insospechados, donde se puede, o donde le dejan a una...

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

El árbol de la foto... uno del campo.... jajaja no tengo ni puñetera idea...
SAludso!