sábado, 1 de agosto de 2009

Stop!


Ahora no me frenes.
Una vez que comienza, no hay vuelta atrás.

No respetaré los Stop, ni cederé el paso a nadie.
No me pares, no quiero reducir la velocidad.
Si no sigues mi ritmo, quedaté atrás, o apurate para seguir a mi lado.
No voy a esperar. YA NO tengo paciencia.

7 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Uyssssssss se denotan los dientes apretados, pero dispuestos a morder...
jajajaj

Saludos y un beso!

RequetePa dijo...

Naaaaa, solo dientes apretados. Pero ese es el estado natural, luego nada de morder...

Anónimo dijo...

¿cantos de sirena?¿vas o huyes?prefiero la prisa al concepto del kairos, de estar en el sitio justo, en el momento oportuno. no lo dudes, corre, salta estopes y convenciones, y pasa a recogerme, ya sabes, yo voy por delante

RequetePa dijo...

Voy, pero de paso, creo que estoy huyendo sin querer.
Prefieres la prisa al momento idóneo, "el momento justo"? Yo prefiero esos momento mágicos, pero en esta vida ajetreada ya pocos hay, y si los hay, se nos pasan por apurar.
Te recogeré si te veo en el camino, no lo dudes.

Anónimo dijo...

el kairos, of course... pero no prometas, pq si pasas, no t detendras, es mi sino

RequetePa dijo...

No prometo nada, solo digo que si en el rápido camino, estás tomandote un respiro a la orilla, pararé a saludar, seguro.

anonimo claro dijo...

no prometas. alguna cosa aprendí en la vida, en ella: las verdades más sinceras habitualmente no se dicen.