jueves, 14 de mayo de 2009

A veces hay que frenarse...o no?


Durante toda la mañana estuve a punto de gritar esta frase varias veces. Obviamente no lo hice, dada mi educación "casi británica", y que a veces no soy tan rencorosa como digo ser, ni tengo ganas de irme mal agusto de vacaciones.

En dos ocasiones - que yo recuerde ahora - noté como salía de lo más profundo del estómago, ascendiendo por el esófago, y se quedaba atrancada en la garganta...sin llegar a salir.
En estos momentos están revoloteando a sus anchas, junto con otras muchas cosas que están sin decir, por mi interior. Ahí se quedarán.
Eso si, un "No me toques las narices" no lo pude evitar. Ese salió sin pedirme permiso...

3 comentarios:

Ego... dijo...

Uy! Y ahora que no me funciona el word, como hago para saber que carajo has dicho?? jooo
Bueno, tu cuenta hasta 10 y todo eso, respira...
jaja
Besos

RequetePa dijo...

Naaaa, no te preocupes, si no merece la pena ni traducirlo a caracteres legibles. Solo te digo que dentro de la frase hay un improperio (palabrota).
Da igual...estoy de vacacioooones ya. Con rara sensación de abandono del deber, pero de vacaciones.
Cuidarrrrse de los alérgenos! Bicos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me gustan las palabrotas...
jajajaja

Saludos!