domingo, 2 de enero de 2011

Alea Iacta Est

No suelo hacer buenos própositos en estas fechas, ni tampoco balance del año que se abandona. A veces sí intento recordar cosas concretas que hayan sucedido, porque vivo más de recuerdos que de expectativas.
Al final todo es igual, nada cambia porque los sellos fechadores o los calendarios avancen un año.



No es cuestión de destino, ventura o casualidad, porque aprendí hace relativamente poco que no existen, pero en el año que estrenamos: Suerte!!

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que el destino pues, nos deparae lo mejor posible. Espero que hayas entrado de la mejor manera posible.

Saludos y un abrazo.